Llegó la caldosa de Fin de año.

La tradicional fiesta de nuestra escuela no podía faltar y aunque el clima trato de hacer mella en nuestra empresa nunca pudo con nuestro ejército. Así terminamos  otro año de trabajo fuerte y largos entrenamientos escalando poco a poco el camino que nos trazamos, esta vez con más  júbilo que nunca y con una escuela llena de jóvenes samuráis ansiosos por aprender y demostrar su valor. Dedicamos esta actividad a la vida de nuestro Comandante Fidel al cumplirse un año de su adiós.

Aquí les dejos las fotos del entrenamiento del día, la caldosa y el bansai. Continue reading

Share